www.adeguello.net / revista trimestral de crítica de crímenes / número 17- octubre 2006

Nuevas tendencias


Se hacen pasar por operarios para robar cajeros

Andrea.
La policía de Altea (Alicante, España) ha detenido en agosto a dos personas que se dedicaban a robar dinero de los cajeros automáticos usando un innovador método: se hacían pasar por personal de mantenimiento para llevarse el dinero. Se cree que hasta su detención habían conseguido robar la nada despreciable suma de 115.000 euros.
El "modus operandi" no podía ser más simple ni estar mejor estudiado. Ellos simulaban usar un cajero que se estropeaba; el banco llamaba a mantenimiento y en un tiempo -quizás demasiado rápido- aparecía un técnico de mantenimiento. El operario, tras simular maniobrar con el cajero, cogía el dinero y se marchaba, diciendo que iba a buscar una herramienta faltante, mientras los del banco posiblemente pensaban cuánto había mejorado el servicio de reparaciones.





Oferta de amputaciones

Andrea.
Las imágenes de cámara oculta, emitidas en julio por un canal de televisión de la India, en las que se muestra a dos médicos ofreciendo a mendigos cortarles un miembro, para inspirar mayor lástima y recibir más limosnas, han conmocionado a la opinión pública. Los profesionales, que no lo hacían por su amor al prójimo, sino que pretendían cobrar unos 200 dólares USA por la operación, también aconsejaban a sus potenciales clientes cortar por debajo de la rodilla, para que fuese más fácil el uso de una prótesis de pie. Para que las operaciones parecieran necesarias y no despertar las sospechas del personal de los hospitales, estos profesionales de la medicina pensaban cortar primero la circulación de la pierna a amputar, causando así una gangrena, cuyo tratamiento -ampliamente aceptado- es la amputación. Falta por saber si antes de la grabación estos médicos ya habían operado a otros mendigos interesados en su oferta.




Despistan a las víctimas con chicas despampanantes

Esther.
Tres chicas despampanantes aparecen un una playa una calurosa tarde de verano. Juguetean en la orilla, se tiran agüita y chapotean,… en definitiva, tienen a todos los bañistas masculinos pendientes de sus actividades. Mientras tanto, un grupo de amigos robaban cuatro de los coches de los mirones y se llevaban los objetos de valor de otros diez.
Se trata de una nueva modalidad rusa de robo al despiste muy creativa que se puede hacer en cualquier parte. La playa era la de Balashikh este verano y la historia la cuenta Pravda.





Se cita con pederastas y les extorsiona

Esther.
Quedan con pederastas por internet y después les roban y extorsionan, según la policía. Dicen que desde principios de 2006 Maria Catini, una italiana de 21 años y un metro y medio de altura, se hace pasar por una niña de 15 años para contactar con pederastas, con los que establece una cita por teléfono en Carrollton (Ohio, Estados Unidos). Allí, según la policía, el marido, Michael Barnett, de 22 años, fotografía a los pedófilos y les reclama sus objetos de valor a cambio de no desvelar su condición. Para ser más convincentes, se cree que les ayudan una docena de cómplices con bates de beisbol. Las fotos las utilizan después para chantajearles a través de internet, según los investigadores.
En septiembre les han acusado de tres delitos de extorsión, dos intentos y tres robos. Les pueden caer hasta 7 años de cárcel.
Se les ocurrió la idea con un programa de televisión. No se sabe cómo les han descubierto porque las víctimas no han dicho nada y siguen sin querer colaborar.
El sistema tiene la ventaja de que los ciudadanos tienen más simpatía por los delincuentes que por las víctimas.





Detienen a hacker por chantaje virtual

Andrea.
Un hacker de 21 años, y residente en Santurtzi (Vizcaya), ha sido detenido acusado de chantajear a una menor de 15 años de edad. Todo empezó cuando logró entrar a la cuenta de correo electrónico de la joven y leer sus mensajes. Al poco tiempo, se enteró de secretos sucios, y amenazó a la joven con difundirlos por la red si ella no accedía a sus peticiones sexuales, según la policía.
Después de muchas presiones, se cree que la menor accedió a sus peticiones y se masturbó en directo frente a una webcam, para dejar contento al chantajista. Al parecer, el detenido grabó el acto y se negó a las reiteradas peticiones de la joven, que quería que eliminara las imágenes del disco duro. Con esa poderosa arma, el acusado siguió supuestamente con su chantaje, diciendo que si no accedía a que tuviesen relaciones sexuales, esta vez en vivo, subiría la escena de la masturbación a Internet. Con lo que no contaba es con que la chica prefiriera denunciarlo a la policía. La Unidad de Delitos Informáticos encargada del caso planificó una forma de pillar "in fraganti" al hacker.
Seguramente el presunto chantajista se presentó muy contento al lugar que había acordado con la joven, para poder así concretar la transacción sexual, a cambio de las imágenes indiscretas, pero se encontró con la compañía de la policía, además de la menor víctima de su supuesto chantaje.





Blanqueo de dinero por Internet

Andrea.
En contra de aquellos que piensan que Internet sólo sirve para bajar canciones, ver fotos de personas desnudas y leer el horóscopo, expertos en prevención del lavado de dinero y financiación del terrorismo creen que tanto narcotraficantes como terroristas han estado usando portales de Internet dedicados al juego para blanquear sus fondos y recaudar más dinero para sus actividades.




Sentencias por ordenador

Esther.
En un juzgado de Zibo, en la provincia china de Shandong, llevan dos años probando un programa informático para imponer condenas a los delincuentes. El ordenador no decide, sino que ayuda a que el juez tome su decisión y lo que se intenta evitar es que éstas sean arbitrarias.