www.adeguello.net / revista trimestral de crítica de crímenes / número 17- octubre 2006

Criminal del mes

Roban medio millar de grabados de un museo argentino

Esther.
En septiembre, las autoridades argentinas denunciaron a Interpol el robo de 590 obras del Museo Nacional del Grabado de Buenos Aires, para intentar evitar que salgan del país. De momento, ni siquiera se sabe exactamente cómo ni cuando se los llevaron; así que, una vez más, los argentinos consiguen el prestigioso "criminal del mes". Andrés Duprat, interventor del museo, dijo en Clarín que los grabados desaparecidos estaban almacenados en cajas en la sala de restauración y que se los habrán llevado de noche.

El Museo Hermitage

El robo recuerda al del museo Hermitage de San Petersburgo, que se dio a conocer en julio. Allí desaparecieron más de 200 objetos, valorados en unos cinco millones de dólares USA, que estaban almacenados en una sala cerrada al público. La encargada de la colección murió de un ataque al corazón, cuando se les ocurrió empezar a hacer un inventario en octubre de 2005. Por ello, al descubrirse la desaparición de los objetos, se convirtió en la principal sospechosa. Era uno de los tres conservadores del museo que tenía acceso legal a las obras desparecidas: joyas, esmaltes, plata,… El museo ruso tiene más de dos millones de obras de arte en más de mil salas. Algunas están almacenadas y no tienen seguro.
En agosto detuvieron a tres sospechosos de participar en el robo, a raíz de las informaciones facilitadas por un anticuario que devolvió uno de los objetos desaparecidos. Uno de los detenidos es el hijo de la encargada fallecida. Tenían un centenar de boletos de casas de empeño en su poder
.